camila hernan greenpeaceA medidados de octubre y con todo el caso de Camila y Hernán en su pico de atención, Julián Gallo, Asesor de Nuevos Medios del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y Director de la campaña publicitaria online de 2011 de Mauricio Macri, salió a criticar “El peligroso marketing de guerrilla de GreenPeace” argumentando lo siguiente sobre las acciones de protesta de la ONG ambientalista:

Son acciones espectaculares, épicas, emocionantes, pero muchas de ellas ilegales y potencialmente mortales. De continuar realizándolas en algún momento un miembro de Greenpeace sufrirá consecuencias permanentes o morirá. Entonces la estrategia de comunicación de GP deberá ser revisada por completo. Tal vez ese momento ya llegó. La acción negligente llevada a cabo en el Ártico sobre la plataforma petrolera de la empresa Gazprom que terminó con la detención de 30 miembros de Greenpeace entre los que se encuentran dos argentinos, podría ser el límite necesario para abandonar para siempre las prácticas que pongan en peligro la vida o la libertad de sus miembros.

La estrategia de comunicación de Greenpeace  (y de eso se tratan estrictamente estas acciones) cometió un error irreparable resultado de su ingenuidad o de su arrogancia. Greenpeace no debe buscar héroes muertos o presos para comunicar sus justas causas, porque tarde o temprano los va a encontrar.

El artículo fue replicado por La Nación tanto en su versión online como impresa y personalmente cuando lo leí me pareció de un mal gusto impresionante sobre todo por la agitación morbosa de la posibilidad de un muerto además de por el argumento de que no se debe protestar ante un gobierno autoritario y que no es culpa de ese gobierno por ser arbitrario e injusto en las detenciones sino de GreenPeace por no tener en cuenta la posibilidad de que lo sea. Eso sin mencionar la clara ideología anti activismo del autor.

Pero más allá de mi opinión personal e irrelevante, veamos que opina Kumi Naidoo, director ejecutivo mundial de GreenPeace, al respecto cuando se le pregunta:

Estos valientes hombres y mujeres no están detenidos por lo que hicieron, sino por poner en evidencia los peligros de la perforación petrolífera en el Ártico. El castigo que están recibiendo es desproporcionado con los hechos. La protesta que se estaba llevando a cabo era absolutamente pacífica. Los activistas iban a colgar una bandera en la plataforma petrolera de Gazprom. Por lo tanto, las acusaciones de vandalismo y piratería son absurdas e injustas.

-¿Sabían que corrían el riesgo de que todo esto sucediera?

-El año pasado realizamos otra protesta contra Gazprom exactamente igual, en la que participé yo. Escuchamos por la radio cómo la gente de la petrolera le reclamaba a la guardia costera que nos detuviera, pero la guardia costera se negaba porque la protesta era pacífica. ¿Qué cambió de un año a otro? Sólo Rusia puede contestar esa pregunta, pero algunos especulan con que Gazprom se encuentra más cerca de lograr la primera extracción petrolífera del Ártico y que por lo tanto aumentaron la presión sobre el gobierno para que actúe de esta manera.

-¿Revisarán la estrategia que utilizan en estas acciones?

-Lo que está ocurriendo es una tragedia. Si se conceden los tres meses más de detención, y eventualmente los encuentran a todos inocentes y los liberan, habrán estado seis meses presos sin razón. Pero Greenpeace siempre ha utilizado la desobediencia pacífica para pelear contra el poder. Si los gobiernos creen que pueden callarnos aplicando fuerza y detención arbitraria, están equivocados. Hay gente muriendo por el cambio climático, como ahora en las Filipinas. En los últimos diez años hemos visto un aumento del 10% de fenómenos climáticos extremos; en este contexto, lo que está en juego es demasiado valioso. Estamos peleando por el derecho de todos los hombres a habitar la Tierra y no seremos intimidados por ningún gobierno. Continuaremos con la protesta pacífica y continuaremos peleando.

-Algunas personas dicen que en este caso, y en otros, Greenpeace privilegia el impacto comunicacional de sus estrategias sobre la seguridad de sus activistas?

-Es una crítica sin fundamento. De todo lo que hacemos en Greenpeace, las acciones de protesta como ésta sólo representan el 20% de nuestras actividades. Lamentablemente, este tipo de acciones son las que más atención captan. Pero todo se hace con mucha planificación, los activistas son seleccionados con cuidado y reciben todo el entrenamiento necesario. Saben el riesgo que corren y saben que nada se consigue sin coraje y sacrificio. Pero las consecuencias esta vez fueron absolutamente desproporcionadas. Yo he estado preso varias veces y siento que el tiempo que pasé encarcelado valió la pena por los avances que logramos.

Anuncios

Comentarios en: "Sobre GreenPeace, el activismo y la desobediencia pacífica" (1)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: