Dan Zarella descubre que el mejor momento para publicar una historia en Facebook es el fin de semana y además presenta este cuadro donde demuestra que si una noticia tiene la palabra Facebook es mucho más compartida en la red social pero pasa lo contrario con la palabra “Twitter” mientras que en Twitter pasa lo mismo con “Twitter” y con “Facebook” aunque en bastante menor medida.

While I found less articles posted on the weekends those stories that were published on the weekends tended to be shared on Facebook more, on average, than stories that were published during the week. The reasons for this probably include the fact that more than half of companies in the US block sites like Facebook, so people can only use the social network at home, on the weekends. If companies let their employees access such fun sites during the work day then productivity might drop! Sometimes of course, Facebook and similar sites can be great tools for promotion and advertising. However, not all companies appreciate this. Additionally, the mainstream Facebook audience does not use Facebook for work.

Comentarios en: "El mejor momento para publicar artículos en Facebook" (2)

  1. EXORCISMO CHAPUCERO POR CULPA DEL FACEBOOK
    (Historias surrealistas de los restos de una España “Botejara”)

    Mi amigo Borja Miraflores, que hizo estudios en Salamanca, hombre aplicado y empollón con gafas de pasta. Cociente intelectual por encima de la media, primero de su clase, excelente deportista, vacilón de blanca sonrisa con féminas cachondas. Siempre presumió de ser de derechas y creyente convencido. A Borja Miraflores, de mente conservadora, le dio por meterse a sacerdote y de especialidad “exorcista”. Esto debe ser como un MIR, pero en divino celestial, para aprender habilidades y competencias menos terrenales y más del alma mística.

    Una vez ordenado cura se le dio plaza en una parroquia de estilo gótico y medio abandonada de una aldea en Galicia, esperando impaciente que algún alma poseída necesitara de sus artes y oficios como extractor de espíritus endemoniados y otras nubes negras que se puedan instalar en esencias sanas.
    Recibiendo aviso del Obispado Provincial con urgencia, el pasado viernes, de un caso detectado en una aldea de Orense; una adolescente quinceañera que se ve que de su habitación salían voces y gemidos sospechosos de oscuros mundos. Al lugar de los hechos, acudían raudos en vehículo camuflado los de “oficio de exorcista”. Vamos, como si fueran de la “secreta”, pero en cura. Acudía mi amigo Borja con un ayudante seminarista aspirante a sacerdote.

    Llegando al lugar del curioso suceso, que estaba torrente arriba, hablando con la madre de la criatura qué; rosario y Cristo de Medinaceli en mano, contó en primera instancia detalles de posibles terribles huéspedes alojados en la habitación de su hija. Y de ruidos “extraños” y fantasmagóricos que parecían venir de tinieblas y martirios, y tristeza de la tierra lejana de los infiernos. Como si la “bestia” se hubiera acomodado en tan humilde morada.

    – ¿Huele a Azufre señora?
    – No padre. Huele a chorizo y tocino, de un caldo gallego que he preparado este mediodía.
    – ¡Uhm! Curioso. Sin duda. –comentó mi amigo el cura-

    Entrando en la habitación de la adolescente presuntamente endemoniada, vestidos de “faena” para estas ocasiones de los exorcismos a toda prisa y e urgencia. Ya dentro del cuarto, se encontraron encendido el ordenador con el cursor parpadeando. Y la niña, postrada en la cama, dando botes como si mal de “San Vito” tuviese posesión de su cuerpo. Y pensando, los “figuras”, que el diablo había entrado por tan sutil aparato computador. Penetrando en la inocente doncella, como penetra el lobo en la guarida oscura.

    ¡Nada más lejos! La pobre chica estaba conectada a la red social “Facebook” haciendo amiguetes. Y se ve que estaba chateando -lo que se dice-, con un chico guaperas y bien plantado de Madrid, que había conocido días atrás y que la ponía muy cachonda y libidinosa. Y lo que parecía posesión y fornicación espiritual del diablo, no era más que masturbación y placer adolescente, que dado al joven y fresco cuerpo de la joven doncella, por edad y por inocencia, es cosa normal en estas edades y de los placeres que da la envidiada juventud.

    Al ver tal escena de compulsiones y gemidos encadenados, mi amigo Borja y su ayudante, que de imaginación y creencias irracionales iban sobrados y servidos. Confundiendo la tan placentera masturbación, en posesión demoniaca y presencia de espíritu maligno y, de mala vida que de las tinieblas venía, encerrando como en jaula aquel cuerpo lozano y juvenil para practicarle el ritual de expulsar a la criatura maligna.

    Se pusieron manos a la obra para ejecutar el exorcismo que ellos y, sólo ellos, percibían. Sacando de un negro y vetusto maletín, los cacharritos y herramientas para estas ocasiones y acontecimientos. Manual de instrucciones, agua bendita embotellada, Cristo comprado en los “Chinos” y sotana remendada y con manchas de mostaza en la solapa. Comenzando el protocolo del sortilegio y conjuro -en latín, claro-, porque en inglés se ve que la cosa no queda tan mesurado y formal. Y si estas cosas no se hacen con un mínimo de seriedad, se ve que no acaban de funcionan. Ya se sabe que los idiomas abren muchas puertas.

    Sin más vacilación de la que puede dar la ignorancia, ¡Dios!, los ignorantes también tienen carrera universitaria y masters y todo! Empezaron, con ahinco y buena voluntad, el intento de expolio del demonio de la niña. Creyendo que este se resistía como ladilla peleona. Al ver que fallaba el Agua Bendita, el Cristo comprado en los “Chinos” y demás artilugios de parafernalia incorpórea, no se le ocurrió otra más absurda a mi amigo el cura; Borja Miraflores, – aplicado estudiante en Salamanca-, que darle con el aparato de la CPU en la testa, o sea; golpeándole en la cabeza de la niña con el ordenador. Que más que poseída resulta que estaba en el más grande de los gozos y éxtasis del onanismo, la pobre e inocente criatura.

    La cama, que era del “Ikea”, – que no de maderas nobles-, se desmontó enseguida como castillo de naipes, porque estos catres no están acostumbrados a estas embestidas, cayendo la niña al suelo, y el seminarista ayudante de mi amigo Borja encima. La madre, horrorizada por tal escena surrealista y de la escuela más “kafkiana” veía que se le iban a cargar la casa y a la niña. Y que el seguro, no suele cubrir estas tonterías. Viendo que al cura esto se le escapaba de las manos, dudando que más que exorcismo convencional y académico se tratara, fuera chapuza peor hecha y peor pensada. Dando la asustada madre aviso al cuartelillo de la Guardia Civil más próximo.

    Presentándose la Benemérita en el acto, pensando que eran disturbios o pelea vecinal por los ruidos y estropicios producidos a esas altas horas de la noche. Con la suerte de que iba en la patrulla un agente de la academia de Jóvenes Guardias, que le supo explicar al sargento que, pistola en mano, ya iba a hacer un estropicio sin remedio. Y que esto del Facebook es cosa de jóvenes e inofensivo para la seguridad del estado y, ni mucho menos, de espíritus desorientados y “malos malísimos”. El sargento enfundó su arma, pensando qué, por cuatro días para la jubilación no era momento de complicarse la vida.

    – ¡A ver!, todos al puto cuartelillo, ¡coño!

    Siendo detenido mi amigo Borja y su ayudante que cursaba segundo de seminarista. Como para matar el caso y no a la niña, que yacía la pobre inconsciente en el suelo. Dándose presos los dos, acusados formalmente ambos por agresión y lesiones a una joven, y destrozos en la propiedad, ordenador incluido.

    No muy lejos de allí, el Diablo, -el de verdad-, que estaba persiguiendo almas pecadoras y despistadas en un “puti club” de carretera, (véase también, “casas de relax”) de puteros de esos que se aprovechan de las pobres chicas inmigrantes. El diablo,persigue a estos cafres puteros para llevárselos al infierno en un futuro no muy lejano, -pues ese es su oficio-. Al diablo estas cosas de que se le confunda y le tomen por espíritu del mal y cosa oscura, y por ser gran embarullador, le ponen cachondo y calentorro. Y este se reía en la más grande de las carcajadas cuando se enteró de la acción del imprudente sacerdote y amigo mío. El diablo suele vestir de Armani y huele a Cacharel, y va siempre pulido como un pincel. Es la belleza del diablo, mostrando así su parte más seductora y terrenal.

    Gracias a Dios, la joven que creían poseída, se recupera en un hospital de la capital gallega de traumatismos varios, conmoción cerebral con pronóstico reservado, y gran susto en el cuerpo. Y no entendiendo muy bien, que aquel chico del obrero barrio frl Madrid de Vallecas,- que conoció por el “Facebook”-, pudiera haberle creado tantos problemas. Haciendo en este caso “más daño el bosque, que los lobos que puedan habitar en él”.

    Mi amigo Borja Miraflores, el sacerdote exorcista que hizo estudios en Salamanca, y su ayudante, -el aspirante a seminarista medio lelo-, fueron denunciados y dados presos. Puestos a disposición judicial al amanecer el día. Mientras, del Obispado Provincial, se lavaban las manos como Pilatos. (desde que Pilatos se lavó las manos, esto se ha convertido en una costumbre), desentendiéndose de tan desordenada desventuras y acción de sus pupilos, ejecutores del daño.

    – ¡Es que el padre Borja ve muchas películas! –manifestó el Obispado, en un comunicado oficial-

    El Diablo, el de verdad, haciendo uso de su poder de las tinieblas, se monda y se pela, y tambien se mea de risa con estos aficionados, videntes y demás brujos sin bachillerato. Pero a la gente le gusta creer. A la gente le gusta que la engañen y le digan que hay vida y paraísos absurdos más allá de esta mísera vida. Y pasar miedos irracionales que, a algunos, les ponen cachondos y todo.
    Pero en el “más aquí”, el Facebook, que parece herramienta comunicativa, accesible e inocente como un pez de colores, se apodera silenciosamente de las almas adolescentes, desorientadas y confiadas. Sin ellos siendo conscientes de ello. Ese, para el diablo, es su mejor disfraz y su mejor jugada. Y cada día tiene más adeptos. Muchos más que cualquier religión o creencia mística espiritual. La red social es un auténtico templo de misteriosos perfiles y perversas singulares aficiones.

    – ¡Agrégame como amigo, que estoy en una relación complicada!

    El alcalde del pueblo, en un comunicado urgente, manifestó: “Es que a estas nuevas tecnologías, las carga el diablo”. Este consistorio no se hace responsable subsidiario de tal hecho ocurrido en el Pazo de los Outeiro , su inestimable hija y otras gilipolleces acontecidas .

    También afirmó, el responsable del ayuntamiento, que las fiestas mayores del pueblo siguen su curso. Y este año el toro no será embolado, no sea que el fuego de sus astas atraiga meigas cabreadas.

    Que no estamos para sanciones ni más sustos de cuerpo de espíritu.
    Ya decía Keyser Söze; que la mejor jugada del diablo, es hacer creer a los demás de que no existe.

    Servidor, ha de saber seleccionar mejor a sus amigos.

    Sergio Farras (escritor tremendista)

  2. y dentro del fin de semana, algun horario en especial???

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: