Por Gonzalo Martín

Obama se ha presentado a su juramento en la más tradicional tradición (redundancia deliberada) de los Estados Unidos: dios, biblia, valores fuertes. Porque se presenta con un discurso de firmeza, que yo creo que se cree, de defensa del estilo de vida americano. Y todo eso, junto, es precisamente lo que el antiamericanismo primario de la sociología española no suele soportar. Es más: cerrar Guantámano resume lo mejor y lo peor de las tradiciones yanquis. ¿Pero no tenemos todos un mejor y un peor?

Un momento interesante puede que sea pronto. Mis fuentes generalmente bien informadas me dicen que la próxima legislación contra piratería, supuestamente pactada en connivencia con las telecos (otros dicen que se resisten), caerá pronto, tal que en febrero, por los siguientes motivos:

– Hollywood presiona con todo su cuerpo diplomático internacional (es decir, la secretaría de estado que dirige Obama, el presidente de internet) para que no solo China, sino España, en la elite mundial de la descarga considerada ilegal, cambie su legislación. Algo entre el engendro Sarkozy y el engendro británico. Los que están en el ajo de la negociación con el ministro dicen que en Francia la piratería ha bajado un montón (no se sabe si las ventas de lo que venden han subido). Eso les llena los ojos de brillos, porque creen que será comodísimo seguir vendiendo DVD’s y que venderán más entradas de cine. Lo harán, pero por el 3D no porque se dejen de “piratear”. Uno sospecha que el público seguirá sin pagar lo que no quiere pagar. Pero, bueno, el tiempo dirá.

– Dicen las mismas fuentes que ¿cómo España va a ostentar la presidencia de la UE en 2010 con semejante destrozo de la propiedad intelectual que sólo ocurre aquí y bla, bla? Y relacionan una cosa con otra.

– Casualmente, los representantes de Disney se jactan en público de que el gobierno se lo va a solucionar de inmediato (los americanos, no los empleados de aquí). Todo el sector del cine está que no mea con el ministro de cultura y lo que les cuenta.

– pero ahora viene la guinda, que hasta que no lo vea, no me lo creo: que Biden viene dentro de poco (¿Será la esperada reconciliación con la diplomacia USA?) y entre otras cosas el tema del P2P quedará finiquitado.

Le pregunto a un conocido empresario del audiovisual si tiene sentido parar las descargas cuando resulta que la piratería ya funciona en streaming. Pero tiene un perro guardián que me explica que los patrones de consumo del usuario delincuente serán descubiertos igual y bla, bla.

Es decir que, en nombre de Obama, el Reino Unido y Sarkozy se va a emplear un sistema que identifica los datos que empleamos y decide mediante un sistema unilateral que dejen de darme datos. Eso anticipa, porque la gente jugaría a cambiar de proveedor, que en seguida habrá un registro de descrgadores delincuentes como lo hay de morosos. Por no hablar de sanciones

Bueno, pues nada. Viva la blackberry como paradigma del avance del gobierno digital.

Proviene de un comentario en el blog de De Ugarte

Comentarios en: "La próxima legislación contra piratería" (1)

  1. Gracias por citarme, Mauro.

    En la página de David adopto un tono más irónico e impreciso que el que empleo en mi página normal. Mis lectores creo que saben que en mis páginas hay una doble lectura de la industria audiovisual:

    – frente al mito del contenido generado por el usuario y algunas creencias que llevan a pensar que cualquier pequeño productor podrá comercializar y ganar dinero con producciones pequeñas, independientes y, digamos, artísticas, en realidad será la gran industria la que controlará el verdadero negocio, el de la parte alta de la cola. Y el de la media. Creo que son gente necesaria, porque son los que saben levantar el dinero, comercializarlo y ganarse la complicidad de los anunciantes para que se financien los contenidos de entretenimiento. Estos son mucho más complejos que los blogs y otras cosas habituales generadas por la contribución de muchas personas.

    – por otro lado, la industria presiona para preservar e imponer un concepto de propiedad intelectual que es poco válido para la sociedad de hoy. Y eso se va a hacer con una legislación que me parece que condiciona aspectos fundamentales de nuestra libertad. Los paladines de esa legislación son los lobbys de la llamada industria cultural que emplean a los gobiernos como instrumentos empleando cifras de empleo, facturación de sus empresas y cosas parecidas.

    Veo dos posibles cosas con este movimiento restrictivo de los datos: que frente a lo que prevén, puede que lo que se llama piratería baje, pero que puede que los ingresos no suban por las vías tradicionales. Y eso les obliga a cambiar su negocio igual. Por otro, el hecho de que se gana tiempo. Si, como augura la lógica de la red, los bits son libres y aparecen nuevas formas de compartir (encriptación o lo que sea) que conduce a que el intercambio prosiga y sean los mismos gobiernos que ahora cierran el grifo los que terminen con una nueva ley seca, la industria habrá organizado sus estructuras para explotar la red y eso habrá transformado los modelos de negocio hasta el punto de que dé teóricamente igual.

    Con los derechos del gran cine americano sellados por las leyes actuales hasta más allá del 2020 y el 2030, la pregunta es si esos catálogos se seguirán consumiendo como ahora o serán sustituidos por nuevas creaciones basadas en modelos distintos. La otra, es si productos como Lost o Weeds, serán recuperados por generaciones futuras de la misma forma en que nosotros recuperamos Casablanca. Y el conjunto de ello, viejos catálogos y contenidos actuales proyectados al futuro, no lleve a que tenerlos restringidos sea antieconómico y se liberen como la música ha liberado el DRM.

    Son muchas preguntas. Pero como muestran los datos de descargas, y ciertas observaciones sobre los negocios en internet, los perjudicados por el libre intercambio de archivos son los que tienen los máximos ingresos del negocio analógico: para el cine (contenido audiovisual de autor) español, el cine minoritario, o la producción independiente, es posible que el mundo abierto sea mejor negocio, pero las estructuras comerciales no están montadas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: