“No podemos seguir aceptando sin pestañear que exista una industria que por un lado se aproveche de los creadores, de los que realmente generan el valor, mientras por otro pone en el mercado productos innecesarios y del siglo pasado, y además se lo lleven crudo por métodos tan simples como robarnos con permiso de la ley cada vez que compramos determinados productos. Que hacer dos clics en dos vínculos de mi navegador sea una acción ilegal, pero estafarme diez euros por una tarrina de CD que vale ocho no lo sea es un contradiós tan grande y tan absurdo que simplemente clama al cielo”.

Por Enrique Dans

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: