Las fotos indicaban que si algo bueno salía de nuestro primer encuentro cara a cara, luego de las maratónicas sesiones de chat por gmail, madrugadas en las que divagábamos de qué haríamos el uno sin -el contacto de- el otro y comentábamos en simultáneo la salida del sol entre los edificios, claramente habría robado, porque ninguna mujer así hubiese accedido a salir conmigo en la vida real. Son esas cosas que uno sueña y practica desde los catorce años, hasta que algo mágico sucede, y entonces nace el amor a través de la fibra óptica y el uso premeditado de los emoticones correspondientes.
Cabildo y Juramento. Ella podría ser cualquiera, de hecho, todas me parecían ella. Antes de salir de casa, había impreso una foto suya, de la cintura para arriba, como todas sus fotos: no fuera cosa de que saliera con otra muy parecida. Como ya habían pasado cuatro minutos del horario de encuentro, me acerqué a la boca del subte y comencé a mostrarle la foto a la gente que subía las escaleras. ¿Vieron a esta chica? pregunté a oficinistas, estudiantes de Arquitectura, niños floggers y demás especímenes de Belgrano. Nadie la conocía, tampoco su mail. Esperé diez, veinte, seis horas a que ella llegara, o al menos la mitad de ella, pero no apareció. Por el contrario, tres muchachos con remeras de Slipknot me partieron un botellazo en la cabeza y luego de sacarme las zapatillas, se llevaron el celular y mi iPod. volví a casa caminando. Cuando llegué, la vi conectada. Le pregunté por qué no había ido y me puso no admitir. Todas son iguales, fuck, la salida del sol me daría asco. Entonces me vi triste, a la espera de otra mujer de diálogo fácil y tiempo libre. Me encontraba sin ella, sin zapatillas, sin celular y lo peor de todo, sin iPod.

Comentarios en: "De cómo me quedé sin ella, y sin el iPod" (3)

  1. Que triste!!!

    Muy buena historia, me ha pasado, aunque sin algunos detalles (el robo y esas cosas).

    Ya va a salir una chica linda que se quiera encontrar con nosotros.

    Saludos.

  2. aclaro que juanito es MI amigo y es un placer tener uno de sus textos en mi blog. espero hayan disfrutado de su estilo

  3. jajaja está bravazo!
    pero… ¿Por qué se ‘enamoran’ -como Ud lo dice- a través de una fibra óptica?
    Espero, realmente, que tan solo sea una historia y no algo real! =D
    Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: