“A pesar de que trabajó toda su vida de esto, Neustadt no fue periodista. Es decir, no era un hombre que buscaba la verdad. Bernie se esforzaba porque la verdad se ajustara a él. Y esto no es periodismo. Es egocentrismo. Está bien que haya muerto en el día del periodista. Es una metáfora profunda[…]Neustadt cumplía como pocos el signo de oro de los intelectuales argentinos: personas inteligentes que se van para los caños, personas capaces que, en lugar de aportar soluciones, lo complican todo. Escriben que Videla era transparente. Que el modelo de Menem no multiplicaba la pobreza. En fin. Hacen pensar que, sin intelectuales, la Argentina sería un país mucho más práctico y sencillo”.

Por el genial Cicco en HiperCrítico. Vía tomashotel.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: