Entradas etiquetadas como ‘futuro’

“Sometimes I forget that my world is not the mainstream”

Es importante recordar de vez en cuando eso para no perder el eje. Eric Nehrlich lo tiene claro y plantea esta pregunta a las empresas del sector: “should companies target the mass market of Microsoft and IE or the leading edge of Mac and Firefox?”

¿El hombre del futuro?

Vía

El net.art es efímero

“La obra en internet es absolutamente efímera. Una obra hecha para Netscape 1.0 solamente se puede ver en una computadora 386 con un Windows 3.1. Y hasta ahí nomás, porque internet también cambió: Hay muchos plugins que no existen más. Lo peor de todo es que yo creo que en el futuro internet no va a existir más. Va a existir algo totalmente diferente, con unos protocolos totalmente diferentes, y para unos aparatos totalmente diferentes. Y no creo que pasen más de 20 años para esto. Por lo tanto, todo el net.art va a desaparecer. No hay forma de documentarlo, porque no se puede congelar la red”.

Por Gustavo Romano, uno de los primeros net.artistas argentinos, en tdi. (fuente foto)

Mirando al futuro

“Una élite internacional, de 300 millones de personas, aproximadamente el 3-5% de la población mundial ha evolucionado, creando una cultura compartida que se comunica constantemente y encuentra nuevos contactos. Trabajan en tópicos comunes para soluciones globales”.

Leo ese panorama del futuro en El Caparazón y creo que no invento nada si digo que lo más probable es que nos encaminemos a un mundo dividido. Pero en este caso de otra manera: 50 % ricos; 50 % pobres. Y esperemos que los porcentajes no sean peores.

Pero de qué sirve que tengamos tanta información y recursos gracias a internet sino logramos algo positivo con eso. Ya sea a nivel social, solidario, económico y porqué no político. Hay que aprovechar el poder distribuido de la red para generar algún movimiento superador o, por lo menos, que trate de mejorar algo. Sino todo este carnaval de la webtudorou habrá sido en vano y sólo nos habremos divertido (y eso lo estamos haciendo con ganas). Hago esta reflexión sentado en mi cómoda silla mirando mi monitor Samsung de 19″, o sea, con toda la autocrítica necesaria.

Capitalismo futurista y tecnológico

“Actualmente, la comprensión del tiempo ha llegado hasta tal punto que la competición tecnológica y económica consiste en prometer que el futuro llegará al consumidor más rápido que con los servicios del competidor. Las nuevas invenciones tecnológicas son comercializadas con la pretensión de traernos el futuro ahora. Al mismo tiempo, dentro del ámbito económico nadie se contenta ya con enriquecerse aguardando el futuro, razón por la cual las compañías de internet consiguen dividendos asombrosos de forma tan fulgurante, mucho antes de la realización de sus expectativas de futuro”.

Leido en el libro La ética del hacker y el espíritu de la era de la información de Pekka Himanen

El futuro llego…

Imperturbables ante la algarabía matinal, Lucía y Friedrich parecen estatuas vivas sobre la hierba de un parque de Atenas. Están sentados espalda con espalda, con un ciberlibro abierto entre las manos cada uno. Es como sostener sólo las portadas de un libro en el que van pasando páginas virtuales. Él lee una novela y ella corrige su exposición para defender a un cliente. De repente, él dice que le apetece leer otra cosa y toca con el índice uno de los iconos de la página izquierda, tras lo cual aparece un catálogo de novelas. Las mira, y toca la portada del último título de Fred Vargas, que al instante despliega sus primeras páginas. Empieza a leer, pasa página y se sorprende de una palabra, la toca y de ella surge un rótulo con su definición y referencias y enlaces relevantes. A su espalda, ella, con un bolígrafo en la mano, tacha y añade apuntes sobre el texto. Minutos después: “Ya está. Lo voy a enviar”. Así es que toca otro icono y desaparece el texto. Entonces gira el ciberlibro que se convierte en un ordenador portátil. Escribe un e-mail, adjunta el texto corregido y lo envía a su bufete de abogados. Pone el ciberlibro de nuevo verticalmente y toca el icono de los periódicos para echarles una ojeada, hasta que pregunta: “¿Nos vamos?”. Él responde cerrando su lectura. Se levantan y él abre de nuevo el ciberlibro donde, ahora, aparece una guía de viajes de Atenas. Buscan el parque donde están y seleccionan una ruta visual con GPS, y pasean mientras siguen sus instrucciones y escuchan la información de los sitios de interés por donde pasan hasta perderse por las calles atenienses…

visto en El País.

Felicidad blogger II

La realidad es que tu vida está tejida por las hebras del tiempo. La realidad es que la felicidad es la que tú te labras, la que tú quieres y como quieres, con tecnología o sin ella. La realidad es que tu vida se apoya firmemente en los pilares de las relaciones humanas, ya sea con la familia, los amigos, los compañeros, los clientes, los proveedores, etc. Sin ellos, tu vida estaría vacía.

visto en El Rincón de la Felicidad

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 26 seguidores