Archivo para febrero, 2010

Punteros

Esta vez hay que felicitar a la La Nación por publicar el artículo “Entre el puntero y la nada” del sacerdote jesuita Rodrigo Zarazaga quien está escribiendo una tesis para su doctorado en Harvard sobre los punteros políticos.

La verdad les recomiendo leerlo sobre todo porque describe la situación sin los típicos lugares comunes que utilizan los columnistas estrella de nuestros hermosos medios de comunicación (¬¬). Es fácil para alguien que no tiene idea como es la situación del conurbano meter a todos en la misma bolsa pero como bien lo dice Zarazaga “Si creer que todos los intendentes son iguales es un error, también lo sería creer que todos los punteros lo son”. En mi experiencia personal, cuando estuve trabajando durante un año cubriendo las noticias de La Matanza puede llegar a entender al menos un poco que significaba el intendente para los vecinos, necesitados de ayuda en todos los sentidos. Esto no quiere decir que muchas maniobras no sean horrendas y que hay que luchar por cambiarlas sino que es idiota generalizar y como en todos lados hay varios aspectos positivos; “El costo de tratar de dirigir la nación ignorando la situación en el conurbano quedó a la vista en el gobierno de De la Rúa”.

El pasaje que me interesa destacar de la nota es el siguiente:

Algunos miembros de la llamada oposición parecen no entender que sus continuas diatribas contra el puntero y su repetido discurso sobre el fortalecimiento de las instituciones, aunque cierto y necesario, no deja de sonar esquizofrénico y neurótico en los oídos de quienes no comen o de quienes comen gracias al puntero.

Paradójicamente, en estos días, algunas agrupaciones piqueteras de izquierda coinciden con las clases alta y media en caracterizar al puntero como un abusador que, bajo un régimen extorsivo, tiene atrapados a los votantes más pobres. Hay algo de hipócrita en esta caracterización. Es fácil para el habitante de la clase media y alta denostar al puntero peronista, cuando ellos no lo necesitan para conseguir una ambulancia en la mitad de la noche o el imprescindible remedio para el hijo asmático. Por su lado, muchas de las agrupaciones de izquierda se manejan con la misma arbitrariedad que critican en los punteros; lo que ocurre es que compiten con ellos por los recursos, tanto humanos como materiales. Incluso, en algunas municipalidades y provincias donde los peronistas no triunfan, el aparato radical es indistinguible en su funcionamiento del peronista[…]No pretendo criticar con un discurso anárquico a las instituciones; al contrario, justamente el desafío es institucionalizar la asistencia a los más necesitados para que llegue sin arbitrariedad ni manipulación. Pero para esto es necesario entender que, mientras el puntero es -aunque interesado- un prójimo asequible, las instituciones del Estado están lejos del pobre, cuando no completamente ausentes. El puntero, incluso, capitaliza esa lejanía, ya que posee la información y los contactos para navegar mundos de burocracia que asustarían al mismo Kafka y que se vuelven un obstáculo infranqueable para los más destituidos. He visto cómo el aparato estatal arroja formularios a quien no sabe leer. El puntero jamás cometería semejante grosería.

Firefox en Buenos Aires bailando murga

Muy bueno el video que grabaron los chicos de Mozilla Argentina :)

Monedas complementarias en Estados Unidos

Hace rato ya que escribí sobre monedas complementarias y el futuro del dinero pero el tema sigue muy vigente y queda demostrado porque hasta La Nación habló del tema!

La nota de Silvia Pisani es interesante porque, aunque ningunea un poco llamándolas Cuasimonedas, muestra el gran éxito que están teniendo las monedas complementarias en comunidades locales de Estados Unidos (impulsadas por la desconfianza hacia el dolar y Wall Street).

Como reflejo de lo que significa el movimiento está el plenty de Pittsboro, que en el papel reemplazaron el “In God we trust” por “In each other we trust“.

Acabo de encontrar que The Economist habló del tema en abril del año pasado y arrancaron la nota diciendo que “AMERICA looks more like Argentina circa 2001 everyday” ;)

Se viene otro TwittBaires

Ya se pueden registrar en la cuarta edición de TwittBaires… nos vemos el viernes :)

Linkear es un derecho

Linking is more than merely a function and feature of the internet. Linking is a right. The link enables fair comment. It powers the link economy that will sustain media. It is a tool for accountability. It is the keystone to free speech online.

Con el contexto de Murdoch amenazando a agregadores de noticias, Jeff Jarvis lleva un paso más allá aquello de Los links son contenido.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 26 seguidores