En la primera parte de este modelo para la redacción del siglo XXI mire como una noticia se puede mover a través de un número de etapas desde la alerta inicial a la personalización. En la segunda parte quiero ver las fuentes de las noticias, y el rol del periodismo en un mundo de nuevos medios.

El último siglo vio tres importantes cambios para la industria de las noticias. Y cambió…

  • desde un mundo de escasés de información a sobrecarga de información,
  • desde un mundo donde los cuerpos comerciales y gubernamentales necesitaban a la industria de las noticias para diseminar información, a un mundo donde pueden diseminar la información ellos mismos.
  • desde un mundo donde los miembros del público necesitaban a la industria de las noticias para obtener información, a uno donde ellos pueden acceder – y producirlas – ellos mismos.

En este contexto, el periodismo profesional no puede justificar por más tiempo un papel de simplemente procesar el contenido de la fuente al consumidor.

En vez de eso, el rol del periodismo moderno necesita moverse por encima del contenido.

¿Qué significa eso? Significa dos cosas:

  • Los lectores pueden acceder a las fuentes comerciales y oficiales online. Algunos periodistas, entonces, necesitan recopilar, sintetizar y verificar la reacción de la blogósfera y otras fuentes. Necesitan interrogar más a las fuentes, desafiar más las afirmaciones e investigar las noticias que no están siendo cubiertas.
  • Los lectores pueden producir opinión, análisis y realizar reportes online. Algunos periodistas, entonces, necesitan desarrollar un rol de administrador de comunidades, para gestionar contenido – para unir a los bloggers con las fuentes, para configurar los sistemas de agregación, presentación y colaboración, y para aplicar el crowdsourcing a las noticias que de otro modo serían imposibles de cubrir.

Una gran parte de ambas, incluye lo que vamos a llamar periodismo distribuido.

Periodismo distribuido

El periodismo distribuido significa dejar de lado un valor – contenido – para construir otro: comunidad. Significa cultivar contactos, no sólo libretas de contactos. Significa entender a las comunidades, y en ocasiones hasta ser dirigidos por ellas. Y significa crear herramientas y sistemas tan a menudo como creamos historias.

Acá está el gráfico – tengan en cuenta que no es de arriba hacia abajo o jerárquico:

distributedjournalism

El periodismo distribuido utiliza varias tecnologías para gestionar los diferentes tipos de contribuirdores. Para el “cerebro”, la “voz y la “oreja”, las herramientas son fundamentales para monitorear e identificar las mejores; para el periodismo accidental o casual, el “agregador de valor”, el técnico y la multitud, los sistemas son más importantes.

Contribuidores monitoreados por herramientas

  • El cerebro: los periodistas ya usan a los expertos de forma extensiva. Tradicionalmente, accedieron a ellos a través de cuerpos profesionales o instituciones académicas en su torre de marfil. Pero eso muchas veces significa que las fuentes son parte de una restrictiva elite política que puede tener intereses particulares. Los nuevos medios permiten a las personas publicar y desarrollar sobre su especialidad por afuera de esos círculos, y desarrollar su propia reputación basándose en eso. En este espacio, un “experto” no es siempre remarcado como tal oficialmente por una institución u organización, pero puede demostrar que es un experto a través de la experiencia directa o mediante argumentos sostenidos de forma adecuada. El periodista distribuido sigue a esos expertos, se suscribe a sus feeds RSS, los cita cuando es relevante y les da comisiones cuando necesitan análisis. Existe también un argumento para ilustrar este ejemplo: un periodista distribuido que bloguea está demostrando que quiere ser parte de la conversación, mientras que contratar un “entusiasta-en-jefe” que trae su reputación para liderar un sitio con contenido generado por el usuario es una forma provada de atraer contribuidores.
  • La voz: Los nuevos medios permiten que cualquiera pueda publicar su opinión, que se mantiene o cae según sus propia calidad. Separada del experto, la “voz” escribe bien, llamando la atención, muchas veces con gracia o en una forma entretenida, esten o no especialisados o tengan experiencia personal – como muchas veces hace el columnista tradicional. O producen interesantes imágenes, videos o audios. El periodista distribuido identifica al blogger con una voz, lo trae a la organización de noticias cuando pueden, y los enlaza cuando no pueden. Hay también un argumento sólido acá para la integración con otros servicios – si puedes permitir a los usuarios marcar una caja que publique su material a Flickr o agregar su feed RSS a tu sistema, etc. Entonces estarás ahorrándoles tiempo y esfuerzo, y demostrando que no estás sólo robando su contenido.
  • La oreja: alguien, en algun lugar, sabe lo que está sucediendo en una comunidad particular de espacio o interés. Quizás filtren eso a su blog, cuenta de Twitter o mailing list – o simplemente anotar lo que ven en una cuenta de marcadores sociales. El periodista distribuido se suscribe al feed RSS o mailing list, se convierte en “amigo” en Facebook, y apoya y alienta este filtro enlazándolo y contribuyendo cuando puede.
  • Y no olvidemos la población silenciosa: no todos tienen acceso a internet; no todos tienen tiempo a hacer estas cosas. El periodista distribuido debe hacer un esfuerzo para darle una voz a esa gente también. Asociarse con grupos que estén en contacto con estas personas es una buena idea.

Contribuidores facilitados por sistemas

Naturalmente, estas categorías no son exclusivas – el cerebro puede tener una buena voz (para hablar);  la “oreja” puede agregar valor; ser parte de una multitud que lleve a alguien a pensar en filmar un evento con valor noticioso cuando se crucen de casualidad con uno. Las inversiones en cualquiera de estas areas debería llevar al feedback en otras, sin mencionar un efecto de reacción en cadena en la circulación, un tema que trato en la parte 4.

Artículo de Paul Bradshaw – traducción: Mauro Accurso

About these ads

Comentarios en: "Periodismo distribuido (Modelo para la redacción del siglo XXI – 2da parte)" (3)

  1. [...] Part 2: Distributed Journalism – http://tejiendo-redes.com/2009/09/07/periodismo-distribuido-modelo-para-la-redaccion-del-siglo-xxi-2… [...]

  2. [...] Periodismo distribuido. Explica sobre la importancia de las comunidades: el periodista se nutre de sus contactos, los [...]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: