Archivo para junio, 2008

Meme vicio 2.0

Cada vez pasamos más horas online y, por más que en general estamos “laburando”, muchas veces perdemos el tiempo en páginas, herramientas o aplicaciones que nos generan gran satisfacción y se vuelven un completo vicio. En este meme la idea es que hagamos un top 3 de las que más adicción nos provocan, esas que no podemos pasar mucho tiempo sin usar:

1)

Creo que lo más valioso de Twitter es su comunidad donde convive gente de todos los gustos, edades e intereses. A esta altura, ya conosco a muchos en persona y eso se logró por un formato simple, adictivo y que facilita el intercambio.  Siempre se habla que Internet es una conversación y en Twitter eso se cumple a la perfección. Entonces, ¿hay algo más adictivo que charlar con cientos de personas?

2)

En el “metaverso” estoy hace unos dos meses y ya es un vicio. Creo que todavía no estoy sacándole todo el jugo que tiene por mi inexperiencia. Aún así, es muy difícil no pasar algunas horas por día conectado. No le doy mucha bola a mi avatar y demás boludeces, sino que estoy más que nada charlando con gente en ingles (así practico un poco) y tratando de conocer lugares interesantes. No puedo hacer un análisis muy exaustivo por ahora pero que es muy adictivo no hay dudas.

3)

Stumble Upon me hace acordar cuando era chico y me pasaba horas haciendo zapping. Bueno es más o menos lo mismo pero en internet. En su mayoría las páginas que van apareciendo son medio boludas o a lo sumo graciosas, pero siempre encontras algo increíble y las ganas de volver a descubrir otro sitio genial hace que te quedés horas dándole al botoncito.

Ahora es el momento de pasar el meme a una serie de privilegiados :) y los elegidos son: Chica SEO, Pablo, Fede, Matías, Sic, Juanguis, Romi, Noticomblog, Ale, Joan, Sol, Cristian y jessy.

Tropezando con Stumble Upon VIII

10 must see flash animations

Russian playgrounds are special…

7 Hyped Tech Products that Quickly Became Obsolete

The 11 Most Badass Last Words Ever Uttered

What Every Man Wants in Bed

The Story of stuff

Juan Carr: hipoteca moral y compromiso

Pertenezco a la elite de los que pueden tener diez o quince kilos de más. Tengo familia, casa, trabajo, mis hijos están sanos y formo parte de un mundo de enorme riqueza cultural, de relaciones, de agenda, en fin: soy un tipo feliz. Y esto que la vida o Dios me dio, me ha dado una especie de hipoteca moral. Yo respondo mucho a lo que fue mi educación. Tuve un primario muy laico, hice nueve años de scoutismo católico y en el secundario me agarraron los padres pasionistas, que me enseñaron a ver a Cristo en la eucaristía, la oración y la espiritualidad, pero también en el que padece y sufre y duerme a la noche en la calle, o en el que espera un trasplante. Esta doble mirada para mí fue clave. Y después de eso cursé Veterinaria en la Universidad de Buenos Aires, donde hoy trabajo. Es decir que me formó el Estado argentino, y ahí termina de aparecer la rúbrica de mi obligación moral. Esta noche están pronosticados cuatro grados y voy a salir a ver quién padece frío. Por que cuando yo estudiaba, la mayoría de los que ahora duermen en la intemperie pagaban mi carrera con su trabajo. Entonces, lo que podés ver como solidaridad es en realidad un acto de justicia“.

“A esta altura la Argentina ya juntó mucha guita y el problema deja de ser económico: es más profundo. Que te den un cheque es relativamente fácil. Ahora la clave, para que este país deje de tener los siete millones de pobres que tiene, es recaudar compromiso. Si se te acerca un chico y le das una moneda, se la estás dando para que no te mire más a los ojos. Más complicado es preguntarle dónde está su mamá, dónde es su escuela”.

Por Juan Carr en una nota de Jocefina Licitra para la Revista C (pdf).

Chocolates de Google

Drimer es una empresa argentina de chocolates que se dedica a hacer productos personalizados para compañías. En la foto se ve lo que prepararon para la presentación en Argentina de Adsense. “La alcancia y monedas de chocolate fueron un símbolo de los fructíferos alcanzes de este sistema de publicidad utilizado por Google”, lanzan en Drimer. Pasen por la página y vean los diferentes trabajos que hicieron para muchas empresas, que no tienen desperdicio :P.

La hipocresía de la sociedad de la información

Hace poco escribí un post donde masomenos opiné que si bien con internet se generó una gran revolución en las comunicaciones, no cambió casi nada al mundo en cuanto a las cosas que realmente importan: pobreza, hambre y muerte.

En la misma línea, leo recién en NewsWeek la visión de Bill Gates a punto de retirarse de Microsoft para dedicarse a su fundación filantrópica: “Toda esta controversia de qué sistema operativo debe usarse es bastante tonta, bastante limitada, comparada con el hambre y la muerte”. Creo que acertó en esa declaración y mejor dejemos de lado todo el tema de software propietario o libre para otra ocasión.

“Teorizar que Internet es una forma nueva y mejorada de la política, que navegar por la red es una nueva y más efectiva forma de compromiso político, y que la vertiginosa velocidad de conexión a Internet significa un avance a la democracia, se parece sospechosamente a una excusa más de las tantas que esgrimen las clases ilustradas a la hora de justificar sus prácticas de vida, cada vez más despolitizadas, y a su aspiración de obtener una baja con honores de “la política de lo real”. El sociólogo Zygmunt Bauman lanzó esta filosa reflexión en su libro Vida de Consumo del 2007.

Encontré eso en un post de Inter.dot que analiza este tema que yo paso a llamar la hipocresía de la sociedad de la información. “La web es instrumento ¿Qué hacemos con ella?”, se pregunta Matías y es importante empezar a encontrar respuestas.

Quejósfera

Por Forbes en El País

Reflexiones sobre el amor

MI amigo Juano me invitó hace unas semanas a que escriba para su blog Nadie Nunca Nada. Fui estirando la invitación por un tiempo hasta que surgió algo que me dio el pie para escribir en su espacio, que es más bien literario y personal. El resultado es un post donde reflexiono un poco sobre el amor en tiempos de nuevas tecnologías. Espero no haber defraudado a mi amigo personal. Aprovecho para ponerle presión y decirle que el ahora tiene que devolverme la gentileza.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.